1… Es tiempo… (1) 0… Es vacío…

por HE AQUÍ LA DIOSA DEL SUBTEXTO

¿Quién creería que en tendencia a la oposición convendríamos en encontrarnos…? Y tras el infinito de lo inédito matemático configurarías la inexplicable o suma surreal del tiempo; y por prejuicio humanista, tu espacio de probabilidad…
No es de triángulos emergentes convenir que numerológicamente el punto medio de todo, es esa instancia única; el momento glorioso reescrito de un prisma de interminables colores a la obscenidad verbal por encima de la física… es de corduras imprudentes – falaces la metaconvección de textos y acordes en movimiento que culminan en pares… cuando la desgracia polémica no está en dos sino en “1”
Sublime amplificación al pretender que podría doblegarte a sentir múltiple cuando la fórmula del “sentir” se traduce desde pergaminos en blanco por la emoción solitaria; eminente exageración al obstaculizar la independencia de lo que se atribuye a un yo psicológico renuente a lo matizado -contextual, al indagar petulante en la inexperiencia que pudiesen las cargas oníricas reinterpretar… y en efecto por adular empíricamente me doblego al 0 y 1… al 1 y 0 que impregnaron mi momento a la no perpetuidad, pitagórico renuente me deshace ausente por convicción adictiva de dosis mental… soy participe de amedrentar y refutar, soy bemol de improvisada ansiedad… ¿Cómo neutralizo terminal lo que queda de mi insomne solsticio de realidad?
Y estrella luctuosa que sin armas se atrevió a conquistar, antesala y réquiem de adversidad, pude en omnisciencia leerte 2 segundos de cruda inmensidad, de roca inmune, de brillo silogísmico de humo inverso y olvido translucido a recuerdo de vívida ambiental.
Es el 10 el momento de llorar; que 1 lágrima multiplicada por 0 habrá de durar una eternidad… es el 10 antítesis de división súbita espectral… separación por perdida es resucitar a un punto (figura) que línea nunca será… ¿No es único el algo que queda para apostar… no es único el 0 que enmienda el dolor y el apego de magia fugaz? No, no es hoy impresión sobrehumana a genérica tempestad… fue… universo paralelo de espejos perpetuos, la utópica vela de opuestos primarios, cósmica lúdica isósceles de seriales de fuego extinto para enterrar…

‎Y sólo de la sangre del pasado… una memoria… es un nuevo infinito monocromático sin estrellas… dispuesto a esperar una más que valga una realidad…

“No le construyes el universo a una diosa inexistente, lo construyes para que la mujer se haga diosa en él (¿Entiendes Diablo Guardián?)”